Raquetas de Tenis

Hay que tener en cuenta varios requisitos de las raquetas de tenis (peso, tamiz, balance,…) ya que todo esto tiene una gran importancia puesto que indica el tipo de jugador que le viene mejor la raqueta. Según la combinación de estos parámetros las raquetas de tenis pueden clasificarse dentro un determinado swingweight. El swing o gesto de golpeo es el movimiento que realiza el jugador al golpear la bola. Un jugador profesional o veterano tendrá un swing largo mientras que un jugador que se inicia tendrá un swing corto. Por ello, para cada jugador existe un tipo de raquetas de tenis idóneas en función del swing que tenga. Las características más determinantes son:

Tamaño de la cabeza, tamiz es el área de la superficie de golpeo. Las raquetas de tenis oscilan entre los 550 cm2 y los 780 cm2. Las raquetas con mayor área poseen un mayor punto dulce por lo que permiten una mayor cantidad de errores. Además, las raquetas de tenis con un área de marco mayor, contarán con cuerdas más largas que proporcionan un golpeo más suave ya que son capaces de estirarse más. Ello también proporciona mayor potencia en el golpeo. Sin embargo, una mayor superficie de golpeo en las raquetas de tenis puede influir negativamente en el control.

Longitud: la longitud estándar de las raquetas de tenis va de 68 cm, 27 pulgadas a 71 cm, 28 pulgadas. Una mayor longitud proporciona mayor velocidad angular en el lugar del impacto y esto produce a la bola una mayor potencia siempre y cuando seamos capaces de mantener la misma velocidad de swing que con una raqueta más corta. Por otro lado, las raquetas de tenis más largas proporcionan más alcance, de modo que llegará a un mayor número de bolas con el mismo esfuerzo. Como contrapartida, esa mayor potencia puede restar capacidad de control sobre la bola. Por lo que las raquetas de tenis largas son más difíciles de mover porque el peso está más alejado de la mano. Además, las raquetas de tenis largas son menos manejables lo que nos complicará realizar los golpes de volea y los golpes cercanos al cuerpo que serán más complicados de devolver.

Peso: cuanto más pesadas sean las raquetas de tenis, más fuerza precisaremos para moverlas, por lo que tendremos un swing más largo. Las raquetas de tenis más pesadas generan más potencia, proporcionan mayor control direccional y transmiten menos vibraciones. Sin embargo, como contrapartida, son menos manejables. Para hacer más efectivas las ventajas de un mayor peso en las raquetas de tenis, es muy importante conseguir mantener la velocidad y la amplitud del swing aunque aumentemos el peso de la raqueta.

Equilibrio, balance: viene determinado por la distribución del peso en las raquetas de tenis. Si el punto de equilibrio se halla desplazado hacia el extremo opuesto al puño, la raqueta es pesada de cabeza (raqueta cabezona). Las raquetas de este tipo generan mayor potencia porque hay más peso cercano a la zona de impacto de la bola. La presencia de masa también hará disminuir el shock, transmitiendo menos vibraciones al brazo del tenista. Como desventaja, las raquetas de tenis cabezonas serán menos manejables y proporcionarán un menor control. El equilibrio, junto con el peso condiciona la inercia de las raquetas de tenis. Dos raquetas pueden tener idéntico swingweight a pesar de tener pesos muy distintos ya que la inercia puede verse compensada por el equilibrio de la raqueta.

Rigidez: las raquetas de tenis rígidas, además de potencia, confieren control direccional. Sin embargo, la rigidez es un parámetro que hará aumentar las vibraciones que la raqueta transmite al brazo del jugador. Las raquetas de tenis muy flexibles son menos potentes ya que el marco tiende a vencer a la hora del impacto de la bola pero absorben mejor las vibraciones de la raqueta, por lo que sufre menos el codo del jugador.

Patrón: Se trata del número de cuerdas verticales y horizontales que conforman el tamiz de las raquetas de tenis. El patrón será cerrado si el espacio entre cuerdas es pequeño (hay mayor nº de cuerdas) y abierto si éste es grande (menor nº de cuerdas). Si el patrón es abierto, la raqueta generará más potencia, produce más efectos a la bola y proporcionará una sensación de confort al jugador. Sin embargo, el control será mayor en raquetas de patrón cerrado. Al comprar raquetas de tenis, recuerda que la vida media de un tamiz de patrón abierto es menor que la de un patrón cerrado, es decir, romperás más cuerdas en un tamiz más abierto.

Para ser más concreto en nuestra explicación, vamos a hacer una pequeña guía de las características que tiene que tener la raqueta de tenis según el swingweight que se quiera tener:

Swing corto y lento: son raquetas de tenis de poco peso (240-260g), tamiz amplio (100-125 in2), balance alto (32-36cm), perfil ancho y padrón abierto. Este tipo de raquetas de tenis proporcionan una gran potencia con muy poco esfuerzo. Son ideales para jugadores veteranos que buscan el máximo confort. Generalmente se trata de raquetas de gama alta por la calidad de los materiales que las componen.

Swing medio: tienen unos parámetros intermedios; peso (260-295g), tamiz (95-110 in2), balance (31-34cm), etc. Son las raquetas de tenis más utilizadas. Por su gran polivalencia se adaptan a un amplio número de jugadores; iniciantes, jugadores de club, competición en categorías inferiores, etc.  Pueden ser de gama baja, media o alta dependiendo de los materiales que las compongan.

Swing largo y rápido: son raquetas de tenis pesadas (290-340g), tamiz pequeño (90-100in2), balance bajo (30-32cm) y perfil estrecho. Proporcionan la potencia el control y la precisión necesaria para la competición. Suelen ser raquetas de tenis de gama media y alta.

Clasificación de las raquetas de tenis según la gama:

Gama Baja: son raquetas de tenis compuestas principalmente de aluminio o fusiones de éste con otros materiales. Utilizadas por jugadores muy ocasionales. Precios comprendidos entre 40 y 60 euros.

Gama media: estas raquetas de tenis están compuestas de materiales de mayor calidad como el grafito y fibra de vidrio. Son adecuadas para jugadores en formación, jugadores de club, etc. Sus precios oscilan entre 60 y 130 euros.

Gama alta: lo que diferencia a este tipo de raquetas de tenis son los materiales y las tecnologías que utilizan. Están compuestas de aleaciones de materiales de gran calidad; Grafito, Titanio, Carbono, Kevlar, etc. Utilizan las tecnologías más punteras desarrolladas por los principales fabricantes de raquetas de tenis; Wilson, Babolat, Head, etc. Esta clase de raquetas son adecuadas para todo aquel jugador que busque las mayores prestaciones. Existen raquetas de tenis de gama alta para swing corto, medio y largo. Precios entre 130 y 280 euros.

Si después de estas explicaciones sigues sin tener claro recuerda que la hora de comprar raquetas de tenis es aconsejable preguntar a alguien que entienda y si es posible probar la raqueta antes.